A través de este blog pretendo que compartamos experiencias educativas y deportivas.

viernes, 19 de mayo de 2017

¿Son los niños/as de hoy en día una generación de Cristal?


Para mi en la mayoría de los casos si. En ocasiones, cuando veo a los niños/as actuales, a nuestros hijos/as, se me ocurre que tenemos delante a lo que podríamos llamar generación de cristal.  


En general, despiertos, guapos, cariñosos, pero con un fondo que a mi se me antoja frágil. Podrían romperse con facilidad.
Esta reflexión la he compartido en algunas ocasiones con mis colegas y hemos coincidido que esta generación ha tenido muchas ayudas de los padres y del entorno escolar y social para cubrir y superar con creces sus necesidades básicas. Quizás está satisfecha por los apoyos que tiene, y vive dentro de una burbuja de cristal que le proporciona su propio bienestar.
Mi preocupación se centra en lo que podrá pasar el día mañana, cuando se rompa la burbuja de cristal en la que viven, cuando esta generación tenga que afrontar la superación de su fragilidad y no tenga los recursos con los que ahora cuenta.
Se me ocurre que, desde ya, deberíamos plantearnos alguna actuación para ayudarles en la superación de la fragilidad que he detectado.
1. No debemos excusar siempre a nuestros niños. No vale todo lo que hagan. Habrá momentos en que no les podamos permitir determinadas actitudes y comportamientos.
2. La falta de responsabilidad. Los niños/as de hoy en dia tienen pocas responsabilidades porque los padres no les dan esa responsabilidad. Debemos procurar asignar a los niños/as algunas tareas de responsabilidad en la casa y en los otros entornos donde se desenvuelven.
3. Ofrecerles participación en las decisiones familiares. En cierta manera supone la introducción del modelo asambleario en el grupo familiar.

Se trataría encuentros esporádicos de la familia para analizar y acordar algunas decisiones sobre salidas a espectáculos, a lugares fuera de la ciudad, vacaciones. Tomar otros acuerdos como horarios, juegos y tiempo libre, etc.
Lo importante es que vayan asumiendo algunas decisiones que se comparten con los demás miembros de la familia. Pero no se trata de establecer un régimen asambleario para el total de las decisiones familiares. Los padres no pueden declinar responsabilidades y decisiones que solo a ellos competen.
4. Procurar que los niños tengan sus propias obligaciones y tareas tanto personales como colectivas.
Deberíamos evitar darles todo hecho. Si fuera por nosotros haríamos todo lo que debe hacer el niño como una manera más de sacrificarnos por él  por lo mucho que le queremos. Pero no es así como se ayuda. Los niños deben asumir las tareas que él puede realizar para sí mismo o para ayudar a otros.


5. Es muy importante enseñarles a pensar para formar criterio propio. Se trata de ayudarles a formar criterios propios sobre los acontecimientos de su entorno familiar, escolar y social. Acostumbrarles a pensar y analizar estos acontecimientos y que vayan sintiendo una mayor autonomía y seguridad, que les vendrá muy bien cuando se rompa la burbuja de cristal que ahora le protege, a mi entender, demasiado.
Post realizado por Andrés París @andresparis1 (pedagogo y coach deportivo)


miércoles, 10 de mayo de 2017

#5minutoscon Noelia Jareño PSICOLOGIA DEPORTIVA EN EL FUTBOL

Esta semana en 5 minutos con hablo con Noelia Jareño, psicóloga deportiva del CD Móstoles.

Una entrevista muy interesante en la que reflexionar si realmente se cuida la mente de los futbolistas entrenándola para competir.